Skip to content
Contacto
Carrer Cirilo Amorós 72, 46004 Valencia
info@holsttein.com
Tel: (+34) 639 70 60 13

¿Qué relación hay entre la tiroides y la caída del pelo?

En este artículo de la clínica capilar Hölsttein vamos a hablarte sobre la caída del pelo por tiroides. Como veremos a continuación, está documentada la relación entre un mal funcionamiento de la glándula tiroides y la salud capilar. Por ello, ¿qué relación hay entre la tiroides y la caída capilar?

La tiroides es una glándula endocrina ubicada en el cuello, concretamente debajo de la nuez. Esta glándula es la encargada de secretar hormonas reguladoras del metabolismo: la tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3). Estas hormonas regulan muchas funciones del organismo, entre ellas, encontramos la del ritmo metabólico, ritmo de trabajo de nuestras células, los niveles de colesterol, la función cardíaca, la digestión, la energía física, el desarrollo del cerebro o el estado de ánimo.

Además, las hormonas de la tiroides intervienen en las etapas del ciclo capilar, el crecimiento de los folículos pilosos en el cuero cabelludo y en la producción de sebo. Conociendo estas funciones, es común que existan ciertos casos de caída del pelo por tiroides.

¿Es posible sufrir caída del pelo por tiroides?

cómo detectar caída del pelo por tiroides

Como hemos dicho, la glándula tiroides produce y libera las hormonas tiroideas, conocidas como hormonas T3 y T4, antes mencionadas. Durante este proceso, la cantidad de hormona secretada por la tiroides es controlada, simultáneamente, por otra glándula llamada hipófisis o pituitaria.

Cualquier error en la información que intercambian las glándulas puede generar desajustes en las cantidades de hormona que libera la tiroides. De este modo, podemos observar dos trastornos relacionados con la tiroides que debemos diferenciar, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo. Cada uno, presentan efectos y síntomas diferentes, entre los que se encuentra caída capilar por tiroides.

El hipertiroidismo es una afección que provoca la hiperactividad en la tiroides y una producción excesiva de hormonas T3 y T4. Los principales síntomas del hipertiroidismo son: nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, pérdida de peso, hinchazón en cuello, palpitaciones, así como, caída del cabello.

Por su parte, el hipotiroidismo genera el efecto opuesto. En este caso la tiroides presenta una baja actividad y menor producción de T3 y T4. Estos pacientes presentarán síntomas como fatiga, aumento de peso, dolores musculares, debilidad, piel seca, depresión, periodos irregulares y caída del pelo.

Como podemos observar, ambos desajustes en la glándula tiroides provocan pérdida del cabello.

¿Qué relación tiene la tiroides con el cabello?

Como ya hemos comentado antes, existe una relación entre las hormonas tiroideas y la caída del cabello. Esto es así porque entre las funciones de la T3 y T4 se encuentran la producción celular, el desarrollo de los folículos y la regulación de los ciclos capilares. Además de ello, estas hormonas regulan la actividad de las glándulas sebáceas y favorecen el vigor y la tonicidad del cabello.

Teniendo en cuenta estas funciones que hemos comentado, podemos entender que un funcionamiento defectuoso de la glándula tiroides modificará el ciclo capilar generando una pérdida del cabello visible. Que ésta sea más o menos agresiva puede variar entre un paciente y otro, pero es bastante común que la salud capilar se vea afectada cuando se desajusta la actividad de la tiroides.

El paciente con hipotiroidismo sufre una caída del pelo difusa y continuada, debido a que la fase telógena (de caída) se extiende y se retrasa la anágena (de crecimiento). Esto quiere decir que la fase de crecimiento será mucho más corta y la de caída más larga. Además, la queratina pierde calidad y el pelo luce mucho más seco y áspero. La pérdida de cabello provocada por el hipotiroidismo se presenta en todo el cuero cabelludo, no en zonas concretas del mismo. Por otro lado, dependiendo de la gravedad del problema, esta caída del pelo por tiroides podría extenderse también al vello corporal.

Por su parte, en el hipertiroidismo la pérdida capilar está provocada por la aceleración de los ciclos capilares, situación opuesta al hipotiroidismo. En los pacientes con hipertiroidismo, el pelo nace y muere con mayor rapidez y la pérdida capilar es difusa, localizada solo en la cabeza. Como consecuencia, el cabello de estas personas se verá mucho más fino, frágil, graso y con poco volumen.

La caída del cabello por enfermedad de tiroides puede notarse varios meses después de recibir el diagnóstico de la enfermedad, debido a la duración del ciclo capilar. Lo mismo sucederá con la mejoría en caso de recibir un tratamiento para la tiroides, tras un posible diagnóstico en un análisis capilar.

Por otro lado, algunas personas que sufren hipo o hipertiroidismo también presentan una afección tiroidea autoinmune subyacente. Esto hace que se encuentren más expuestos a desarrollar otras condiciones autoinmunes como la alopecia areata. Esto ocurre cuando el sistema inmunológico ataca a los folículos pilosos, provocando caída del pelo localizada con manchas redondeadas.

¿Cuáles son los síntomas de una persona que sufre de tiroides?

Además de los anteriormente comentados, el hipotiroidismo provoca otros síntomas en los pacientes que incluyen fatiga, aumento de peso, dolores musculares y debilidad, resequedad y descamación en la piel, depresión y periodos irregulares, además de la pérdida capilar y caída del pelo por tiroides.

Por su parte, el paciente con hipertiroidismo puede sentir en ciertas ocasiones nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, pérdida de peso, hinchazón en el cuello, así como, palpitaciones y caída del cabello.

¿Qué tratamientos existen para evitar la caída del pelo por tiroides?

cómo diagnosticar caída del pelo por tiroides

Todos los tratamientos para la tiroides que existen actualmente buscan equilibrar los niveles hormonales que se encuentran alterados en el propio organismo de los pacientes afectados. Una vez que se logra estabilizar la acción de la glándula, los síntomas de la tiroides comenzarán a disminuir.

Cuando ha existido una cierta caída del pelo por tiroides, normalmente el cabello vuelve a crecer si el paciente sigue el tratamiento adecuado. Sin embargo, como decíamos anteriormente, es posible que la mejoría capilar requiera de varios meses después para ser apreciable. En estos casos, recomendamos siempre seguir una dieta equilibrada que favorezca el crecimiento capilar, así como, aplicar los tratamientos capilares que el médico responsable considere más oportunos.

Aplicando los tratamientos capilares necesarios según cada caso, podremos fortalecer los folículos capilares afectados y acelerar la recuperación de los cabellos dañados por la acción de la tiroides.

Por ello, si piensas que puedes estar sufriendo de caída del pelo por tiroides, te recomendamos consultarlo con un médico de confianza que te indique las analíticas necesarias y los pasos a a seguir. De este modo, podrás obtener un diagnóstico claro que te permita recuperar la salud del cabello.

Llámanos