Skip to content
Contacto
Carrer Cirilo Amorós 72, 46004 Valencia
info@holsttein.com
Tel: (+34) 639 70 60 13

¿Cómo afecta el embarazo a la caída del cabello?

Durante el embarazo, y a medida que este avanza, el cabello sufre algunos cambios provocados por factores endógenos que modifican el ciclo capilar. A continuación, veremos por qué se produce la caída del pelo en el embarazo y cuáles son los mejores cuidados capilares durante este periodo.

Para empezar, recalcar que los cambios y la caída del cabello que se produce en el embarazo comienzan ya desde el primer trimestre de este con la acción de la progesterona. Esta hormona, hace que el cabello se vea más débil, opaco y tienda a caer con mayor facilidad.

Durante el segundo trimestre del embarazo, a medida que aumentan los estrógenos el cabello mejorará y se retardará la caída espontánea del pelo. Como podremos ver, el aumento y disminución de las hormonas durante la gestación, afectan directamente al ritmo de crecimiento y caída normal del cabello. Normalmente, el cabello se encuentra en un ciclo constante, cuyas etapas son crecimiento, reposo y caída. Por eso, cada día entre 50 y 100 cabellos caen una vez han cumplido su ciclo para dar lugar a una nueva hebra capilar y, por tanto, a la renovación capilar de nuestro cabello.

La caída del pelo en el embarazo se produce porque la gestación altera estas fases. Este fenómeno puede variar de una mujer a otra observando a algunas con mayor volumen y densidad capilar.

Este fenómeno de caída del pelo en el embarazo, no debe alarmar a la gestante, ya que es normal y se trata de un proceso temporal. Además, la pérdida capilar puede remitir con el avance la gestación y volver algún tiempo después del parto o en el momento de retirar la lactancia.

¿Cuáles son los mejores cuidados del pelo durante el embarazo?

Por qué se produce la caída del pelo en el embarazo

En nuestra Clínica Capilar Hölsttein recibimos constantemente consultas de mujeres embarazadas que han notado un claro deterioro del pelo en el embarazo. Nuestra recomendación es adoptar siempre conductas preventivas y cuidados que ayuden a mantener la calidad y resistencia del cabello durante esta etapa de cambios físicos y hormonales. No se recomiendan, por tanto, los tratamientos de alisado permanente ya que tienen en su composición sustancias que podrían no ser seguras para el feto, y lo mismo sucede con el moldeado del cabello que también está contraindicado.

Para cuidar tu pelo durante el embarazo te recomendamos los siguientes consejos:

  • Llevar el cabello suelto o con peinados semi sueltos para no exigir demasiado la elasticidad del pelo en esta etapa que puede llegar a sufrir de resequedad.
  • Cuida tu dieta, optando por alimentos naturales ricos en vegetales y frutas, para asegurarte de incorporar vitaminas y proteínas que sin duda tu cuerpo necesita.
  • No olvides los alimentos ricos en biotina, arginina, metionina, cistina, vitamina B6, vitamina E, hierro, calcio, yodo y zinc, pues ayudan a evitar la caída del pelo durante y después del embarazo.
  • Para facilitar su ingesta, puedes encontrar la biotina en el arroz integral, cereales, pescado, yema de huevo y frutos secos. Por otro lado, la arginina se consigue consumiendo carne de aves, pescado, lácteos, semillas de girasol, avellanas y nueces, por citar algunos ejemplos.
  • La metionina se encuentra en carnes, pescados, huevos, cereales y semillas de sésamo.
  • En cuanto a la cistina se encuentra en carne de cerdo, carne de ave, lácteos, brócoli y avena.
  • Por último, recomendamos minimizar el uso de secadores y planchas, ya que resecarán y debilitarán aún más el cabello si los utilizamos con excesiva frecuencia.

¿Qué tipo de tratamientos capilares pueden seguir las embarazadas?

Como hemos mencionado, son pocos los tratamientos capilares o procedimientos recomendados para las madres embarazadas o lactantes. Con el objetivo de cuidar la integridad del feto o del niño lactante, se recomienda adoptar hábitos saludables que protejan el cabello en lugar de acudir a tratamientos.

Entre las recomendaciones para cuidar el cabello durante el embarazo y postparto, destacamos:

  • No abusar de los acondicionadores y de tratamientos anticaída.
  • En caso de presentarse problemas de pelo graso puedes utilizar un champú neutro o uno con efecto reparador si tu pelo es seco. Recuerda optar siempre por champús y acondicionadores cuyos ingredientes sean lo más orgánicos y naturales posible.
  • Evita los procedimientos de alisado u otro tratamiento agresivo como pueden ser las permanentes.
  • Consulta con tu médico sobre la posibilidad de incorporar un suplemento como el hierro o bien otra vitamina para estimular tu recuperación y evitar la anemia.
  • Por último, no te olvides cepillar el cabello con gestos suaves y de manera cuidadosa.

¿Qué le sucede al cabello de la mujer en el postparto?

La caída del pelo durante el embarazo puede suceder en pautas irregulares volviendo a aparecer con fuerza tras el posparto. Después de la cuarta semana posterior al parto, puede suceder que el cabello se caiga brusca y masivamente sin que a priori exista un motivo aparente o una causa justificada.

Este proceso también es pasajero y no debe alarmar a la madre lactante. La caída del pelo durante el postparto puede durar hasta 16 semanas aproximadamente, posteriormente las cuales el ciclo capilar volverá poco a poco a la normalidad si no hay ningún problema añadido.

Al igual que la caída del pelo durante el embarazo, la pérdida capilar durante el postparto tiene como causa principal las hormonas y el efecto que estas ejercen sobre el ciclo capilar y el cabello. Después de dar a luz a un hijo, algunas madres sufren lo que se conoce como efluvio telógeno tras el posparto. Este último, es provocado por el déficit de determinados oligoelementos y micronutrientes, así como, por la disminución de progesterona y el aumento de cortisol en el cuero cabelludo.

Durante el embarazo, se altera el ciclo capilar normal por el aumento de estrógenos y hormonas tiroideas. Después del nacimiento del bebé, muchas de estas hormonas vuelven a sus niveles habituales y esto provoca que el pelo que no ha caído durante el embarazo, caiga repentinamente sin motivo aparente. De este modo, durante el postparto es posible que se llegue a triplicar la tasa de caída del cabello habitual que en otras épocas del año o circunstancias habituales.

Por último, existen circunstancias propias del postparto que pueden favorecer la caída del pelo. El estrés provocado por el cambio de vida y las nuevas responsabilidades, unidas al cansancio y la falta de sueño, afectan al bulbo piloso y provocan que el pelo se caiga con mayor facilidad.

¿Es la lactancia materna la responsable de la caída del pelo?

A día de hoy, no existen pruebas concretas que indiquen que la lactancia materna estimule la caída del pelo. Además, está comprobado que las madres que no dan el pecho directamente a sus hijos, sufren la misma pauta de caída y daño capilar en el periodo que sigue tras el parto de su bebé.

Consejos para el cuidado capilar tras el embarazo

Al igual que sucede con tu cuerpo, probablemente notes muchos cambios en el cabello durante el embarazo y los periodos siguientes a este. Durante un embarazo, el organismo está reaccionando continuamente a las constantes transformaciones que suceden con el nacimiento de un bebé.

La mayoría de estos efectos son temporales y el cabello retomará su ciclo de crecimiento y caída habitual. Sin embargo, en ocasiones el cabello suele permanecer dañado o en fase de caída durante más tiempo de lo esperado, incluso después de la etapa de lactancia.

En estos casos, existen tratamientos capilares que pueden ayudarte a devolver a tu pelo el brillo y resistencia que siempre has disfrutado. Pero, antes de optar por cualquier producto genérico o tratamiento capilar, nuestra recomendación es que consultes con nuestro equipo médico, que es quien te indicará un tratamiento adecuado y ajustado a tu estado de salud o necesidades.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos
Abrir chat